martes, 20 de enero de 2009

El príncipe azul


En cada cuento de princesas, en donde hay castillos, mariposas y unicornios mágicos, tiene que haber un príncipe, un príncipe azul. En el cuento de la princesita de cristal, también hay uno.

El príncipe también habita en el castillo que el mismo construyó para que él y la princesita de cristal pudieran hacer realidad sus sueños. Juntos.

Él se encarga de proteger a la princesita contra todo y contra todos, ya que como es de cristal, con cualquier cosa se puede romper. El príncipe también se encarga de que la princesita siempre irradie luz, llenándola de amor, sabiendo que si algún día el se fuera, esa luz se apagaría y la princesita dejaría de alumbrar todo lo que encontrara a su paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores